La gente del bien

Detesto las listas. Ordenar da la falsa sensación de hacer. Decir da la falsa sensación de ser. Si las listas sirven para algo, es solo para eso, decir ordenadamente. A otro. Decirle algo a otro ordenadamente. Compartir. Son fundamentales las listas, ¿no?

¿Cómo es la gente del bien?

  • La gente del bien se quiere a sí misma, pero no cree que es el centro del universo.
  • La gente del bien valoriza la presencia, pero no se lamenta por la ausencia.
  • La gente del bien puede dudar de lo que sabe, pero está segura de lo que no sabe.
  • La gente del bien reconoce lo importante, pero no conoce la urgencia.